El cine en Ponce: antes y ahora

Cine El Emperador. (Tomada del grupo Recordando Cinema El Emperador en Facebook)

Cine El Emperador. (Tomada del grupo Recordando Cinema El Emperador en Facebook)

La actividad cultural en Ponce siempre ha sido exquisita. Muchos teatros cumplieron el cometido de presentar conciertos, obras y cine. Contrario a lo que podría pensarse, en términos de cine, en el presente la oferta se ha reducido. Veamos por qué.

Hablando con mi padre de tiempos pasados, salió a relucir el tema de los cines que había en Ponce para cuando él se criaba. Me sorprendió la lista que me enumeró, pues eran muchos y estaban esparcidos por toda la ciudad.

A mediados del siglo pasado, se podía ver cine en el Teatro Argel, ubicado en la esquina de las calles Victoria y Fogos; el Teatro Broadway, en la avenida José Martí; el Teatro Universal, entre la Progreso y la Vives; el Teatro Victoria, en la intersección de las calles Unión y Victoria; y el Teatro Rex, localizado en la calle Mayor Cantera.

También estaba el Teatro Hollywood, entre las calles Villa y Esperanza; el Cine Nacional, en la calle Comercio; el Teatro Miramar, en la Playa de Ponce; y el Teatro Apollo, en la antigua plaza del mercado.

Me cuenta mi padre que los boletos rondaban entre los 25 centavos y el dólar, bastante lejano a lo que pagamos hoy. Eso del acondicionador de aire y los dulces no existía; allí se iba a ver la película y nada más.

Más tarde llegó el Fox Delicias, que hoy es un hotel en la Plaza Las Delicias. En el Teatro Rívoli, entre las calles León y Sol, y el Teatro Santa María, localizado en la urbanización del mismo nombre, proyectaban “los episodios”, que venían a ser los avances de películas próximas a estrenar. En estos dos ya se vendían dulces.

Entre los filmes que vio mi progenitor en esos teatros se hallan “El ataúd del vampiro”, “El mundo de los vampiros” y “El profesor distraído”. Además, llegó a ver películas de Semana Santa como “Los diez mandamientos”, “La Biblia” y “La pasión y muerte de Jesús”.

Cuando yo estaba en edad de ir al cine, recuerdo que era famoso –y sigue siendo un referente en este tema- El Emperador, en Valle Verde. Mis memorias no son tan agradables, debido al olor a humedad y polvo que se percibía en aquellas salas. También llegué a ir a las Twin Towers, levantados en la avenida Ceiba, conocida hoy como Ednita Nazario.

Como si fuera poco, también en Ponce hubo un driving. Estaba en el Barrio Pámpanos (donde ahora ubica Sam’s Club) y constaba de una pantalla gigante y varios canales de audio donde los vehículos podían escuchar los filmes.

La oferta hoy se limita a los cines del centro comercial Plaza del Caribe –que se asemejan en higiene al Emperador- y a los del Ponce Town Center. Los boletos rondan los 6 dólares y los comestibles resultan costosos, especialmente para las familias grandes. Claro, que la calidad de imagen y sonido es superior estos días.

De cal y de arena, pues, con los cines en Ponce. Parece que tiempos pasados fueron mejores, aunque siempre es posible mejorar.

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Elias Santiago-Christian
    May 02, 2012 @ 18:20:49

    No se de que época sea tu padre, pero parece que es contemporáneo con el mío. El recogía botellas para poder ir al cine, pues era un cineófito empedernido. Mi padre me contaba que en Ponce llegaron a existir sobre 15 cines. Te falto en tu lista el cine que quedaba por la Urb. Las Delicias (cerca de donde eran las piscinas), el cine Havana, el cine La Perla, entre otros. El Drive-Inn lo recuerdo bien ya que fuimos a ver muchísimas películas allí, en ocasiones entrando “colao” o escondidos debajo de un toldo en la parte trasera de una “pickup”. Allí recuerdo haber visto las películas de Evel Knievel (intrépido acróbata de motocicletas), una o dos de las películas de “Jaws”, la de Texas Chainsaw massacre (original), entre otras. El cine que estaba cerca de la Urb. Las Delicias (no recuerdo el nombre) llegué a ver unas de las primeras películas “3D” cuando eso estaba en pañales, la película recuerdo se llamaba “Coming At Ya!” y era una B-Movie que era una mezcla de muchas pequeñas historias pero con una trama que era un enredo pues la película obvio su único “fun” eran todos los efectos 3D que tenía (arañas que te brincaban de momento a la pantalla, murciélagos, sustos, etc.) Recuerdo era con las dichosas gafitas aquellas azul y rojo que te dejaban mareado cuando salias del cine. En el Victoria, recuerdo ir con una de mis hermanas a ver la “matiné” que era de 2 películas x precio de 1, en aquella ocasión: “Ice Pirates” y “Police Academy” (la 1ra). En el Santa María lo recuerdo muy bien y con mucha nostalgia, pues fue el cine donde vi por primera vez “Star Wars”, que llegamos tarde y ya iban por la parte donde los Jawa capturaban a R2D2. Luego que la película terminó, nos quedamos para la otra para poder ver el pedazo del principio que no llegamos a ver!!! jajaja que tiempos!

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Colaboraciones

Si gustas enviarnos comentarios, fotos o vídeos en respuesta a algo que hayamos publicado o para enterarnos sobre una situación, escríbenos a elsurenlapielpr@gmail.com.
A %d blogueros les gusta esto: